Si desea aprovechar al máximo su marketing de contenidos, es crucial comprender la diferencia entre contenido y copia de ventas. Después de todo, los periodistas, blogueros y expertos de la industria tienen menos probabilidades de compartir o vincular contenido de marca que obviamente intenta vender sus productos o servicios. Entonces, ¿qué es el contenido y qué es una copia de ventas, y en qué se diferencian?

La copia de ventas se crea con fines publicitarios y de marketing, y su objetivo es vender. Está escrito para persuadir a los clientes del valor de su oferta y convertirlos en clientes potenciales. La copia de ventas puede incluir especificaciones de productos, puntos de venta únicos y llamadas a la acción.

marketing de contenido

El contenido se extiende mucho más allá de la copia: cuenta una historia. Su objetivo es educar, ayudar, inspirar o entretener a su público objetivo. El contenido puede tomar la forma de videos, infografías, imágenes, calculadoras y muchos otros activos. Sin embargo, el poder principal del contenido reside en la creatividad de la idea.

Los beneficios del marketing de contenidos

Entonces, si la copia se vende y el contenido dice, ¿seguramente la copia es la más importante de las dos? No necesariamente. El buen marketing de contenidos puede aumentar los factores E-A-T (Experiencia, Autoridad y Confianza) de su organización. Establece su marca como una autoridad en su industria, lo que le permite a su audiencia saber que tiene experiencia en su campo y que pueden confiar en usted para tener sus mejores intereses en el corazón. Este tipo de mejora de la reputación es invaluable en el panorama digital.

Los proyectos de contenido sólido también pueden ganar vínculos de retroceso, mejorando la autoridad de dominio de su sitio y canalizando el tráfico a su sitio. Esto puede convertirlo en un factor clave para lograr sus objetivos de marketing más amplios. Sin embargo, a diferencia de otros aspectos del marketing digital, el contenido te ayuda a llegar a tu audiencia de una manera principalmente orgánica.

Elegir sus métricas de marketing de contenido

Existen varias métricas de marketing de contenido que pueden ayudarte a medir si el contenido que estás produciendo es efectivo.

Para ver si ha dado en el clavo con su audiencia, intente medir las redes sociales, las visitas únicas a la página y el tiempo promedio que pasa en el sitio. Para saber si ayudó a SEO (Search Engine Optimization), monitoree cómo clasifica su contenido, cuánto tráfico orgánico recibe y qué tan visible es en los motores de búsqueda. El número y la calidad de los vínculos de retroceso a su página de contenido, junto con las menciones de la marca y el tráfico de referencias, pueden indicarle qué tan bien la prensa, los bloggers y otras publicaciones recogieron su contenido.

Finalmente, la configuración correcta de Google Analytics puede decirle si sus visitantes realizaron alguna acción después de interactuar con su contenido.

Es posible que hayan iniciado sesión en su lista de correo, visiten la página de inicio de un producto o incluso hagan una compra. Incluso si sus visitantes web no se convirtieron directamente, un seguimiento preciso le mostrará si regresaron a su sitio en una etapa posterior para ir más allá en el embudo de marketing.

Una vez que tenga claros sus objetivos de marketing de contenido y haya decidido sus métricas de éxito, es hora de comenzar el proceso de estrategia de contenido.

Su primer paso es la etapa de investigación, en la que puede utilizar análisis avanzados, mapeo de personas, escucha social y modelos de intención de búsqueda para obtener los conocimientos necesarios sobre su audiencia y oportunidades. Además de eso, analizar su contenido de mejor rendimiento, y el de sus competidores, puede ayudarlo a inspirarse e identificar las brechas de contenido.

Entonces es hora de la segunda fase: la lluvia de ideas. Armados con los resultados de su investigación, los miembros de diferentes disciplinas tendrán ideas creativas de contenido. En esta etapa, ¡ninguna idea es mala! La lluvia de ideas debería dar como resultado una lista breve de ideas que entrarán en la etapa tres: la etapa de justificación.

En la etapa de justificación, cada una de sus ideas favoritas deberá estar respaldada por frases clave relevantes, así como justificaciones de alcance: ¿están sus influenciadores interesados ​​interesados ​​en cubrir esta historia? Cada idea que ha generado suficiente interés ha pasado la prueba: se puede integrar en su presentación de estrategia de contenido.